Perlicky na dne

¿Qué sentido tiene volver a recuperar un blog que ha cambiado de forma y de intenciones varias veces? ¿Qué sentido conservar su nombre cuando ya no tiene demasiado que ver (ninguna imagen soñando con palabras, ninguna palabra soñando con imágenes)? Esto último creo que se lo debo a Queneau. Para lo primero, no tengo respuestas. Simplemente es así. Cada vez, con el tiempo, me pregunto menos cosas. ¿Por qué debería preguntarme ésta? Siempre quise tener un blog donde anotar lo que decían los demás, que no yo. Se llamaría “Perlitas”, y suena igual de extraño que hablar de flores. Perlitas en el fondo del mar, Perlicky na dne. De nuevo Hrabal, que nunca me abandonó. Así pués, ahora todo será una misma cosa, y otros hablaran por mi para decir aquello que me pertenece, que es parte de mi. Eso será esto y no otra cosa.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>